Manchakuypi Kay

Fuente de la foto: laverdad.pe

¡Alan sí, otro no!

Crece expectativa ante las elecciones primarias del APRA

“No. En absoluto, yo no soy bipolar”

Alan García

Publicado: 2015-10-18
Hoy son las elecciones primarias del APRA. Por primera vez, el añejo partido opta por elecciones abiertas, en las que cualquier ciudadano que porte su DNI podrá participar de esta fiesta democrática.

Los candidatos favoritos son los Alan García y Alan García. También están en competencia Alan García, Alan García y Alan García. Un poco más atrás, con menos opción, se perfila Alan García. Pero podría dar la sorpresa, ojo. Todo depende de cómo se distribuya el voto ciudadano: en Lima podría ganar Alan García, mientras que en provincias se podría imponer Alan García. Un factor importante: saber si el voto joven irá a Alan García o a Alan García.

En elecciones tan animadas, se teme que la pasión cause fricciones entre los partidarios de Alan García y los seguidores de Alan García. Imaginen lo que puede ocurrir si algún caudillo local se aviva y, para quedar bien con Alan García, hace que en algún distrito salgan cuchumil votos para Alan García contra ninguno de Alan García. De locos. Eso causaría una fuerte tensión en el Comité Electoral, donde los personeros de Alan García podrían impugnar mesas donde hubiera ganado Alan García. Habría que contar y volver a contar las mesas donde hubiera ganado Alan García, para responder transparentemente a cualquier duda de Alan García. Eso afectaría la velocidad de los resultados, generando un sinsabor en la ciudadanía, que no sabría si ganó Alan García o Alan García.

Es que nuestra democracia es aún precaria. Los partidos políticos tienen mucho que aprender del Apra, cuya sólida institucionalidad se pone hoy a prueba. Todo el país estará atento a los resultados. Cabe esperar que, si pierde, Alan García reconozca hidalgamente la victoria de Alan García; y que, si gana, Alan García tienda una mano generosa y unitaria hacia Alan García. Eso sería una muestra de madurez.

Es que la clave de la democracia es la alternancia, el recambio, la competencia, áspera tal vez, pero siempre fraterna. Es que, en democracia, no hay enemigos, sino rivales; diferencias legítimas que se pueden resolver con el diálogo. Así lo entiende Alan García y, sin duda, también Alan García.

Escrito por

Eduardo Gonzalez

Descendiente del gitano Melquíades. Vendo imanes. Opino por mi y a veces por mi gato.


Publicado en

La torre de marfil

Blog de Eduardo González Cueva